Archivo de la categoría: Opinión

Despertando a un sueño

No es fácil escribir cuando uno sigue shockeado por una noticia que no acaba de creer. Hoy tengo tantas cosas que decir, todo en mi cabeza está tan mezclado que es difícil escoger una idea para plasmarla en este post.

Al leer la noticia anoche no sentí nada, no me sentí feliz, no me sentí triste ni enojado. No tenía ganas de ir a la plaza ni de quedarme en casa a dormir. Solo se me ocurrió que durante mi vida había presenciado todos los grandes hitos históricos de la vida democrática de mi tierra.

De chico me asusté con las bombas de festejo por la caída de la cuasi-eterna dictadura y, ya en un marzo de mi adolescencia, me morí de ganas por ir a defender la democracia en aquella plaza. Ayer me tocó ver aquel momento que muchos héroes soñaron, aquel que muchos dijeron que no iba a llegar nunca. Aquel momento que parecía imposible, pero a la vez inevitable.

Ayer el mundo fue testigo de cómo caía, de a poquito, un gigante. Muchos especularán luego sobre las causas, sobre los hechos y sobre los protagonistas. Lo cierto es que fue la caída de ese gigante, y no la victoria de su contendiente, lo que a nosotros nos devolvió el aire. Lo que hoy nos hace pensar que no todo está perdido, y que todavía a nuestro pueblo le queda aliento para seguir luchando, le queda la esperanza de que sus hijos puedan heredar un país distinto al suyo, la esperanza de que, de alguna forma, el cambio va a llegar y de que ellos pueden ser los protagonistas de ese cambio.

Nadie puede decir hoy a ciencia cierta de qué vamos a estar hablando dentro de cinco años. No sabemos aún si ayer tomamos la decisión correcta o no. Lo único que sabemos es que ayer aquellos que están arriba se dieron cuenta de que no nos rendimos, de que no vamos a seguir su juego siempre, de que ya crecimos y hoy somos capaces de tomar nuestras propias decisiones, de que vamos a defender nuestros valores y no vamos a seguir prestándonos a sus trucos y engaños.

Al despertarnos hoy no había nada nuevo. El sol brillaba igual que siempre… vimos las mismas caras, las mismas calles, las mismas casas. Pero todos tuvimos esa extraña sensación, de haber despertado a un sueño.

Anuncios

Por la lectura

Cuando yo era un muchacho, en la España de 1931, vivía en Aranjuez un Maestro Nacional llamado D. Justo G. Escudero Lezamit. A punto de jubilarse, acudía a la escuela incluso los sábados por la mañana aunque no tenía clases porque allí, en un despachito que le habían cedido, atendía su biblioteca circulante. Era suya porque la había
creado él solo, con libros donados por amigos, instituciones y padres de alumnos. Sus ‘clientes’ éramos jóvenes y adultos, hombres y mujeres a quienes sólo cobraba cincuenta céntimos al mes por prestar a cada cual un libro a la semana. Allí descubrí a Dickens y a Baroja, leí a Salgari y a Karl May.
Muchos años después hice una visita a un bibliotequita de un pueblo madrileño. No parecía haber sido muy frecuentada, pero se había hecho cargo recientemente una joven titulada quien había ideado crear un rincón exclusivo para los niños con un trozo de moqueta para sentarlos. Al principio las madres acogieron la idea con
simpatía porque les servía de guardería. Tras recoger a sus hijos en el colegio los dejaban allí un rato mientras terminaban de hacer sus compras, pero cuando regresaban a por ellos, no era raro que los niños, intrigados por el final, pidieran quedarse un ratito más hasta terminar el cuento que estaban leyendo. Durante la espera, las madres curioseaban, cogían algún libro, lo hojeaban y a veces también ellas quedaban prendadas. Tiempo después me enteré de que la experiencia había dado sus frutos: algunas lectoras eran mujeres que nunca habían leído antes de que una simple moqueta en manos de una joven bibliotecaria les descubriera otros mundos. Y aún más años después descubrí otro prodigio en un gran hospital de Valencia. La biblioteca de atención al paciente, con la que mitigan las largas esperas y angustias tanto de familiares como de los propios enfermos, fue creada por iniciativa y voluntarismo de una empleada.
Con un carrito del supermercado cargado de libros donados, paseándose por las distintas plantas, con largas peregrinaciones y luchas con la administración intentando convencer a burócratas y médicos no siempre abiertos a otras consideraciones, de que el conocimiento y el placer que proporciona la lectura puede contribuir a la curación, al cabo de los años ha logrado dotar al hospital y sus usuarios de una biblioteca con un servicio de préstamos y unas actividades que le han valido, además del prestigio y admiración de cuantos hemos pasado por ahí, un premio del gremio de libreros en reconocimiento a su labor en favor del libro.
Evoco ahora estos tres de entre los muchos ejemplos de tesón bibliotecario, al enterarme de que resurge la amenaza del préstamo de pago. Se pretende obligar a las bibliotecas a pagar 20 céntimos por cada libro prestado en concepto de canon para resarcir -eso dicen- a los autores del desgaste del préstamo.
Me quedo confuso y no entiendo nada. En la vida corriente el que paga una suma es porque:

a) obtiene algo a cambio.
b) es objeto de una sanción.
Y yo me pregunto: ¿qué obtiene una biblioteca pública, una vez pagada la adquisición del libro para prestarlo? ¿O es que debe ser multada por cumplir con su misión, que es precisamente ésa, la de prestar libros y fomentar la lectura?

Por otro lado, ¿qué se les desgasta a los autores en la operación?.¿Acaso dejaron de cobrar por el libro?. ¿Se les leerá menos por ser lecturas prestadas?.¿Venderán menos o les servirá de publicidad el préstamo como cuando una fábrica regala muestras de sus productos? Pero, sobre todo: ¿Se quiere fomentar la lectura? ¿Europa prefiere autores más ricos pero menos leídos? No entiendo a esa Europa mercantil. Personalmente prefiero que me lean y soy yo quien se siente deudor con la labor bibliotecaria en la difusión de mi obra.
Sépanlo quienes, sin preguntarme, pretenden defender mis intereses de autor cargándose a las bibliotecas. He firmado en contra de esa medida en diferentes ocasiones y me uno nuevamente a la campaña.
¡NO AL PRÉSTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS!
Autor: José Luis Sampedro

Copiado del Blog de David Bravo.


Fe de erratas #1

errata.

(Del pl. lat. errāta, cosas erradas).

1. f. Equivocación material cometida en lo impreso o manuscrito.

Me pareció digna de consideración la actitud de Google ante los problemas surgidos en el país por el “uso indebido” de su plataforma orkut.com. La compañía envió al país a un representante legal para discutir el tema con las autoridades nacionales. En una de sus apariciones ante la prensa local, hizo una afirmación que me pareció lo suficientemente inteligente como para ponerla en el Blog.

Este señor afirmó:

No creo que sea necesario crear nuevas leyes para tratar con los problemas surgidos en relación al nuestra plataforma, si se demuestra que en realidad existen delitos, pues estos serán los mismos de siempre, lo que habrá cambiado es el medio para cometer estos delitos.

Claro, cuando tienen razón, tienen razón. Creo que me equivoqué al afirmar que en nuestra legislación había una laguna legal con respecto a los supuestos crímenes de que se acusaba a los usuarios de orkut.com.

Así, ya me quité el peso de encima y puedo dormir tranquilo.

—————-
Now playing: Iron Maiden – No more Lies
via FoxyTunes


De las Botas a la Sotana

Ya pasaron 18 años desde aquel momento feliz en que nos liberábamos de la casi eterna sujeción a aquella férrea dictadura del General. Y desde ese momento, poco o nada ha cambiado.

Sé que quizá haya muchos que estén en desacuerdo, es verdad, las formas cambiaron… ya no existe tortura física, no te asesinan por ser opositor, no censuran las radios que no estén de acuerdo con el gobierno. Un amigo mío decía: “Sólo es un cambio de forma, la envoltura es distinta, pero el contenido es el mismo”.

A pesar de que la tortura física fue prácticamente abolida, todavía existe la tortura psicológica a la que son sometidos aquellos paraguayos que se ven obligados a dejar su tierra y su familia, emigrando para intentar obtener un futuro mejor para sus hijos. Aun cuando ya no te asesinan por ser opositor, todavía utilizan artimañas para que aquellos opositores que son considerados como una amenaza a la continuidad en el poder del partido rojo sean excluidos de la carrera electoral. Si bien ya no censuran la libertad de expresión, ésta sigue siendo prohibida a los ciudadanos, me explico: ¿Qué libertad de expresión tiene alguien que, por su ignorancia, no tiene nada que decir?

¿O qué capacidad de decisión tiene alguien que sólo sabe votar por quién quiere que gane en Bailando por un Sueño?

Es una lástima que esta situación nos haya llevado al punto en el que estamos, un punto en que vemos cualquier cosa diferente como una alternativa válida. Al punto de pretender que una persona sin formación ni trayectoria política pueda sacarnos de este pozo en el que estamos hundidos. Y vamos buscando la figura, el ícono que pueda representar nuestro boleto de salida de este infierno. Jugamos a la ruleta rusa con un personaje que puede tanto librarnos de esta pobreza que nos subyuga como también sumirnos aún más en la miseria que enfrentamos.

Nos encontramos, finalmente, creyendo que el cambio va a llegar… simplemente pasándonos de las botas a la sotana.

—————-
Now playing: 03 – The Fray – How To Save A Life
via FoxyTunes


Orkut.com y la libertad de expresión II

Este es un post mío en una comunidad de (adivinaron…) orkut.com que me pareció lo suficientemente interesante como para alzarla aquí. Espero sus comentarios.

El bloqueo de orkut.com por parte del Ministerio Público iría completamente en desacuerdo con las leyes nos permiten a los usuarios expresarnos libremente y acceder sin restricciones a cualquier sitio bajo nuestra propia responsabilidad.
Es obvio que el problema no se soluciona con bloquear el acceso al sitio sino con educar a los padres acerca de las leyes de Internet, sí, aquellas que dicen que los usuarios menores de edad deben acceder a él con filtros de contenido para no toparse con elementos perjudiciales (léase pornografía, comentarios ofensivos, violencia excesiva, etc).
Así, la responsabilidad termina recayendo directamente sobre los mismos padres que hoy están quejándose de que orkut.com es un sitio malo y perjudicial. Lo peor es que, por lo que se huele, los medios masivos de comunicación están con estos padres (sólo hace falta echarle un vistazo al website de UH para darse cuenta de esto) y en mi opinión es porque los “comentarios ofensivos” van dirigidos a algunos hijos de mamá de la alta sociedad.
Hasta me atrevería a afirmar que una resolución así podría ser inconstitucional, pero con lo acostumbrados que estamos a que nuestra carta magna sea ultrajada o simplemente ignorada, esto terminaría siendo, como otras tantas… una mancha más del tigre.

—————-
Now Playing: 12 Stones – Stay
via FoxyTunes


A %d blogueros les gusta esto: